10565014_537909256311309_8001270483927282261_n

Un poema directo al corazón

Publicada en Publicada en COLABORADORES, FAMILIA

Este es el poema de Benjamin un niño de 10 años que cursa quinto de primaria, nada te haría pensar que es escrito por un niño distinto del mío o del tuyo, o de cualquier niño al que le cuesta adaptarse o hacer amigos, podrías llegar a pensar que se ha cambiado de colegio y se encuentra un poco desubicado, pero esta es la realidad de muchos niños que luchan por hacerse un hueco en lo que nos gusta llamar “normalidad”.

Hoy en día todo lo que se salga de las marcas pautadas o de los límites impuestos, se tiende a etiquetar, es muy nervioso parece hiperactivo, no atiende tiene falta de comprensión, habla en exceso es un despistado charlatán, no se relaciona o no participa parece que viviese en su mundo, ni que fuera autista. Qué sencillo es encasillar sin realmente conocer de lo que hablamos.

Nos olvidamos de dar sentido a estas vidas, olvidando su valiosa individualidad para convertirla en grupo y de paso, lo hacemos sin miramientos.

Hay unas ansias incontroladas de hacer desaparecer una imaginación desbordante, de moldear a los niños a nuestro gusto, ser infantil parece un problema cuando estamos hablando de niños que queremos convertir aceleradamente en adultos, nos olvidamos de sus necesidades para transformarlas en lo de siempre.

Cada niño es una personita en crecimiento, con sus virtudes, con su carácter y sus emociones, con ese espíritu libre, colectivo o esa interesante individualidad.

Estamos viviendo en un mundo en el que los que se quedan atrás, reciben poca ayuda y optamos por dar a los que no se adaptan el título de causas perdidas y mirar a otro lado quizás se nos antoje sencillo.

La vida es una gran escuela en la que nos encontramos con los profesores y con los maestros, estos últimos son los que realmente crearán en ti valores que no olvidarás en la vida y por suerte son los que más abundan. Benjamin es uno de esos maestros que te dará una gran lección con su ejemplo, dedicación y superación, su gran enseñanza.  Benjamin es un niño como cualquier otro, su única diferencia una enfermedad con la que lidia en su vida, el síndrome de Asperger (un tipo de autismo).

Esta es la historia de un poema que se ha vuelto viral y nos acerca a su vida escolar, creo que nadie mejor que él para explicaros lo que siente:

Soy diferente, soy nuevo
Me pregunto si tú también
Oigo voces en el aire
Veo que tú no y eso no es justo
No quiero sentir tristeza
Soy diferente, soy nuevo
Finjo que tú también
Me siento como un niño en el espacio
Toco las estrellas y me siento fuera de lugar
Me preocupa lo que otros puedan pensar
Lloro cuando la gente se burla, eso me hiere
Soy diferente, soy nuevo
Ahora entiendo que también lo eres tú
Me siento como un náufrago
Sueño con el día en que todo esté bien
Trato de encajar
Espero que algún día lo haga
Soy diferente, soy nuevo.

Os recomiendo profundizar

Imprescindible vídeo de una chica autista que explica los comportamientos de la gente con autismo

a (1)

“No soy un niño malcriado, tengo autismo”

es una de las frases que sirven de eslogan para “Too much information”, la campaña de la National Autistic Society

Aprovecho para dar las gracias a esta gran asociación de Vigo que nace para dar apoyo y respuestas a las necesidades de las personas con autismo.

Deja un comentario