Toca planificar nuestro tiempo

Publicada en Publicada en FAMILIA

Ya empezamos el cole  ¿y ahora qué? Sabemos que la primera semana es de adaptación a horarios y al ritmo escolar. Pero no nos debemos olvidar que en las bases del comienzo están los éxitos del futuro, así que, toca planificar y crear horarios juntos

¿por qué?

Pues si he de deciros alguna razón  para hacerlo, sería por nuestra tranquilidad y la de ellos, porque al organizar nuestro tiempo no realizamos esfuerzos extras innecesarios o nos cargamos de trabajo por ir atrasando la consecución del mismo, aprovechamos mejor el tiempo y tendremos mejores resultados académicos.

horario

Lo primero que debemos hacer antes de empezar a planear nuestro tiempo es tener bien a la vista el horario de clases, ellos han de saber que asignaturas tendrán cada día, os recomiendo que lleven siempre a clase una agenda escolar en la que han de anotar deberes, exámenes..será su pequeña vocecita de recuerdo en papel.

¿Cómo debe ser un horario efectivo?

Para planificar nuestro horario aunque parezca una tontería debemos tener claro las actividades que nuestros hijos realizan a diario, es tan importante comer como lavarse los dientes después de hacerlo, es tan importante ordenar su habitación como tener también tiempo para desordenar, también es primordial un rato de lectura, benditos cuentos que relajan y enseñan a crecer y un tiempo antes de levantarse y hacer la cama, las mañanas sin prisas se llevan mejor, todo tiene su importancia, sólo habría que preguntarle a vuestro hijo su lista de prioridades, seguramente que muy distintas a las nuestras y es que todo depende de con los ojos que se vea lo importante, cómo nosotros ya conocemos las estrellas en su lista, incluiremos todas las demás en una lista con sus actividades, las extraescolares también, por supuesto.

Una vez tengamos el listado de actividades, nuestro horario ha de ser lo más realista posible, recuerda que el día no tiene más horas, aunque nos gustaría o no? (el tiempo de estudio, en el caso de Primaria, no puede superar los 90 minutos), de nada vale el poner muchas horas de estudio cuando aparte de ser excesivas dependiendo de la edad de cada niño,  serían contraproducentes en el estudio “más vale menos tiempo aprovechado que mucho sin aprovechar”, llegaremos a un pacto razonable de horarios.

Recordemos siempre que nuestro horario no es inflexible, nos lo podemos saltar, no es una ley que cumplir a rajatabla son unas directrices de ayuda familiar, dejemos tiempo también para la improvisación que forma parte de nuestra vida, qué vienen visitas, toca replantear horario, que hoy quedamos con amigos, hacemos antes los deberes, que toca una salida a un museo o cine también ha de estar reflejada en nuestro pequeño marca tiempo.

Os dejo uno de los videos que nosotros hemos utilizado para hacer

nuestro personal organizador para la habitación,

aunque he de decirte que un imán y nuestro horario en la nevera

es más que suficiente.

Lo más importante es quizás recordar que las palabras, a veces, se las lleva el viento y nada mejor que plasmar nuestras ideas en un papel, que ha de ser vistoso, recomiendo diferentes colores y en un lugar visible en todo momento.

Consejo que os ayudará mucho, concretar al escribir las tareas, describiendo brevemente, en vez de ‘estudiar historia’, ‘estudiar el tema 2 y 3 de historia’. Es más sencillo estudiar cuando existe un objetivo específico, recuerda concretar, facilitará las cosas y ayudará en un futuro. No olvides ofrecer siempre una recompensa que terminan antes sus tareas y lo hacen de manera responsable, de nada vale hacerlas rápido y mal y debemos dejarles claro que de esta forma van a tardar mucho más, premiamos con más tiempo de ocio, cuando son pequeños dejar espacio para pegar pegatinas, siempre digo “la  motivación es la mejor ayuda en el estudio”. ¿Cuál será el premio? Pues el que más motive a vuestros hijos, (cada pegatina) 10 minutos más de tele, de consola, de juegos en el parque…y recuerda que el fin de semana está ahí, hacemos algo especial.

Los horarios han de ser semanales, empezamos  la semana con uno nuevo, si bien es cierto que la hora de estudio es recomendable mantenerla.

¿Qué hora es  mejor para estudiar?

Pues lo más importante a la hora de elegirla es que no sea un momento en el que el niño esté muy cansado, ni se establezca después de una comida importante, después de la comida de deben esperar al menos 30 minutos antes de ponerse a estudiar y como vosotros mejor que nadie conocéis a vuestro hijo, la adaptaréis también a épocas de exámenes, hay quien prefiere a partir de las 4 de la tarde, otros antes o después de merendar, cada uno elige su momento estudio adaptado a sus necesidades. “Cada persona tiene una hora o tiempo del día donde pareciera funcionar mejor”, lo que sí debéis tener claro es el lugar de estudio que será un lugar sin distracciones, cómodo y luminoso.

Espero haberos ayudado un poquito y para nuestros niños más especiales

una página para los papis que les dará muchas pistas

TDAH: Hábitos de autonomía y planificación 

 
Haz un horario acorde a tu hijo que no te asuste el horario de arriba porque seguro que el de tu familia será bien distinto. No todo va a ser estudiar ;)se merecen disfrutar y hay tiempo para todo. 

PLANIFICAR EL TIEMPO SIGNIFICA QUE EL DÍA OS RINDA MÁS!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *