SALINAS DO ULLÓ – ARCADE

Publicada en Publicada en ALI, FAMILIA, VIAJES COMPARTIDOS

Convertir una tarde en algo especial es tan sencillo como buscar lugares que llenen. En Vilaboa tenemos uno de esos lugares a los que no damos la importancia que tienen pero donde los niños pueden aprender grandes cosas.

El paseo es tranquilo, llano y corto; ideal para hacer con niños bastante pequeños pero donde los mayores lo pasarán en grande.

Comenzamos el camino y la belleza desde el principio nos sorprendió, al poco tiempo, al pasar por las marismas,  un grupo de patos, alguna garza y dos cisnes vinieron a saludarnos con gran tranquilidad. Los niños estuvieron algún tiempo observando cómo se movían y las actitudes que tenían.

Seguimos camino y nos encontramos con la granja de las salinas, edificio abandonado que según la imaginación de los niños nos dió mucho juego. Nuestra hija nos contó una historia que había pasado allí, claro está totalmente inventada.

 LA GRANJA DE LAS SALINAS

De repente había que cruzar el mar, si tal cual, y nuestra hija nos miró con cara de… en serio que vamos a cruzar por ese murito?? y aunque al principio le imponía un poco fue de lo que más le gustó.

Desde la otra ribera la vista nos da otra perspectiva, igualmente hermosa que poco a poco va rodeando hasta volver al aparcamiento.

Pero la tarde no podía quedar aquí, así que decidimos acercarnos hasta Arcade, donde hay una agradable zona de diversión  con canchas de baloncesto, pistas de skate, césped, parque infantil, una carballeira, playa y un chiringuito donde tomar un refrigerio y coger fuerzas.

Nosotros jugamos al Coaching y en esta zona hay alguno por lo que no dejamos pasar la oportunidad.

Fue una gran tarde!!

“La familia os desea que disfrutéis de la magia de Galicia. ¡¡Ah!! cuidado que engancha”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *