100_9381

RUTA DO RÍO BARBANTIÑO

Publicada en Publicada en ALI, VIAJES COMPARTIDOS

Esta ruta ha sido de las que más hemos disfrutado juntos.

La ruta es muy larga pero nosotros hicimos 2 kilometros, ( ida y vuelta 4km)

ya que queríamos que la hiciese la niña caminando y solo tenía 3 añitos

Dejamos el coche al pie del camino junto al cartel de la senda, donde ya comienzan unas bonitas escaleras que llevan al sendero. Está muy bien señalizado y cuidado.

Caminas pegado al río observando pequeñas cascadas y saltos que producen un ambiente de relajación maravilloso y los niños pueden ir viendo como es el curso del río, en nuestro caso era la niña pequeña la que nos iba guiando puesto que el camino era claro.

Hay escaleras y pasos de madera que hacen el camino sencillo y más hermoso si cabe.

A medida que se avanza hay bancos de piedra y árboles que permiten jugar a ver formas, manteniendo a los niños entretenidos y atentos disfrutando del paisaje y potenciando su imaginación.

Cuando se empieza a ver la cascada, su emoción por llegar es genial ya que se ve a unos 400 metros.

Al llegar nos reciben una mesas donde tomar un tentempié, comer, o merendar y descansar del camino para disfrutar del lugar tan maravilloso que acabas de encontrar.

Hay varios molinos restaurados que se pueden visitar, y si subes hasta el último te encuentras una pasarela que te lleva por un pequeño acantilado encima de la cascada que permite ser testigos de una bajada del agua digna de ver y que a los niños les da algo de respeto ( y a los mayores también). Ahí no acaba la cosa porque otra pasarela te permite encarar de frente la cascada, justo encima del río para observar la belleza del agua siguiendo su curso.

Después de disfrutar con tranquilidad de la zona y de que los niños descubran todo lo que quieran la vuelta se puede realizar por el otro lado del río para ver desde otro punto de vista sus árboles y rocas jugando.

“La familia os desea que disfrutéis de la magia de Galicia. ¡¡ah!! cuidado que engancha”

Deja un comentario