Entorno del Río Eume en O Caneiro

Rincones más desconocidos de As Fragas do Eume

Publicada en Publicada en A CORUÑA, CARMEN, COLABORADORES, FAMILIA, PARQUES, RUTAS

Las Fragas do Eume es un extenso parque natural declarado en 1997 y que abarca municipios como Pontedeume, Cabanas, A Capela, Monfero y As Pontes de García Rodríguez. Quizá la parte más desconocida de este bosque atlántico es precisamente su área más al norte, y no el tradicional portal de acceso por Caaveiro que más visitantes recibe cada año, y donde está situado el Centro de Interpretación.

El río Eume nace en la Serra do Xistral, en Lugo, a más de 1.000 km de altitud. En su largo recorrido riega las tierras de Abadín, Xermade y Muras antes de llegar a As Pontes. A su paso nos deja rincones con merenderos y áreas recreativas, parques y algún que otro museo.

Puente romano en O Caneiro (As Pontes)
Antiguo puente medieval en O Caneiro (As Pontes) / Escapalandia

En la carretera que va de Vilalba a esta localidad, la AC-861, desviándonos en una indicación que pone “O Caneiro”, podemos llegar hasta el Área Recreativa del mismo nombre. La carretera que asciende por la montaña tiene unas vistas increíbles sobre As Pontes. El lugar cuenta con un pequeño puente medieval del siglo XIII que ha sido reconstruido. Está bien acondicionado como merendero, con servicios, escaleras al río, cabañas, y un cruceiro. Es un excelente refugio familiar para los días de calor.

En su recorrido por el casco urbano de As Pontes podemos encontrar un parque urbano en torno al río. Se llama Parque do Eume y se accede desde la Avda. de la Habana. Esta zona está bien equipada con un aparcamiento, bancos, zona de merendero, un antiguo molino reconstruido y varias sendas de paseo junto al río. A un kilómetro y algo más del parque está la presa de Ribeira y el embalse, que frena el curso del río en su bajada hacia esta localidad. Hay un camino estrecho que lleva hasta allí pero puede estar cerrado por la vegetación.

casa do mel
Exposición en Casa do Mel de Goente / Escapalandia

Como parte de la recuperación medioambiental de la mina a cielo abierto, As Pontes abrió al público en 2012 después de cuatro años de inundación gracias a varios arroyos y ríos de la zona. Se ha creado en su entorno una playa fluvial y zonas de recreo con sendas para pasear.

Saliendo hacia Pontedeume por la AC-564 pasamos por Goente. En este punto encontraremos un museo muy curioso para ver con niños como es la Casa Do Mel. Tienen una pequeña exposición de productos y objetos relacionados con la Apicultura y hacen talleres y visitas guiadas. Es gratuito y está abierto por las tardes.

Muy cerca de este museo veremos el acceso señalizado a As Fragas do Eume por portal Encoro do Eume, donde está el embalse de San Pedro de Eume. Hay algunas rutas que podemos hacer por el entorno pero no están tan bien señalizadas como en otros puntos del parque natural. Eso sí las vistas en este tramo del río Eume merecen la pena.

puente colgante
Puente colgante abandonado en A Ventureira / Escapalandia

Los amantes de los lugares abandonados tienen un nuevo punto de interés en la antigua central de A Ventureira, en A Capela, y la nueva que es de los años 50 y está en funcionamiento. En su entorno hay varias rutas de senderismo señalizadas. Hay que tomar un desvío muy cerca del edificio del Concello de A Capela, en la carretera AC 564, que señaliza a las Fragas do Eume. Si sigues toda la carretera llegas a lo que fue la antigua garita de seguridad y puedes dejar el coche en las inmediaciones. Los antiguos barracones, la vieja central hidráulica y varias construcciones abandonadas yacen olvidadas en el entorno natural increíble de este parque natural. Hay que moverse con precaución porque en esta zona hay tramos sin barandillas, edificios en ruinas, o un antiguo puente colgante abandonado.

El último punto de nuestro recorrido por lo menos frecuentado de las Fragas sería el monasterio de Monfero, donde ahora se ha instalado una caseta informativa de la Xunta de Galicia. Está bien señalizado desde Pontedeume, o también accedemos dejando la A6 en Montesalgueiro y siguiendo la AC151 hacia Irixoa. Este antiguo monasterio benedictino tiene sus orígenes en el siglo XII. Es llamativa su fachada con incrustaciones de pizarra y los tres claustros que conserva. Actualmente están cerrados y en remodelación pero puedes visitar la iglesia donde hay un punto informativo municipal que suele estar abierto los fines de semana.

 

Carmen Delia Díaz / Directora y editora de contenidos en Escapalandia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *