No hay mejor mamá que tú, no hay mejor papá que tú.

Publicada en Publicada en FAMILIA

Ser mamá es algo maravilloso, Hay quién dice que al ser mamá nos brota un sentimiento de no hacer las cosas bien, de no ser capaz…pues yo creo que debe ser todo lo contrario. Somos capaces y lo haremos lo mejor que podamos.

En mi caso esos sentimientos se convirtieron por momentos en improvisación, creo que las mamás somos las amas de la improvisación, sí también los papás.

Todos sabemos que los niños no vienen con un pan debajo del brazo, ni con libro de instrucciones, así que, lo que os digo a todas las que váis a ser mamás y a los papás que disfrutéis, os relajéis y los acompañéis en ese gran viaje que es crecer.

Te darán mil y un consejos, te encontrarás reproches en lo que haces, te rodearás de los que se creen perfectos y los que van sobre la marcha, a su ritmo. Sólo te diré una cosa, no hay mejor mamá que tú, no hay mejor papá que tú , así que, empieza por creértelo, acepta consejos, no imposiciones, nadie mejor que vosotros para conocer a vuestro hij@ y no te creas que lo que vale para un niño, vale para el tuyo. Ell@s son únic@s y se merecen que los trates tal y como son. Valóralos!

Me he encontrado en todas las etapas de mis hijos con fases a superar, ya se que educar no es un juego pero a veces nos vendría bien estar más discernidos y tratarlos con menos seriedad. Ellos te darán las pistas.

Los consejos a veces me los he dejado olvidados en la mesilla y he ido improvisando, recuerda: IMPROVISA!  

“Improvisationpower”

Me hacía gracia cuando empiezan con berrinches, la palabra “malcriado o consentido” en boca de los que ya no se acuerdan de haber educado o de cuando fueron niños, recuerda todo pasa y las pataletas se acaban. Oídos Sordos, lo mejor.

Disfruta, sácale importancia, en esos momentos de nada vale la comunicación porque gana el obcecamiento, así que, os daré un consejo (ese que sólo debes utilizar si crees que a tu hijo le beneficiará), un consejo que a mi nunca me dieron y me fue a las mil maravillas, utiliza la técnica del despiste, ya hablaremos cuando se haya tranquilizado.

Estamos ante el berrinche, respiramos hondo, “ ahí va, lo que he visto…” “ayuda! se me cae el zapato”, “¿tengo un bicho en el pelo?”… lo que creas que le puede llamar más su atención. Prueba

 Opps!!! 

Los estamos engañando que malos somos, a los niños no se les debe mentir.

Os voy a decir una cosa después vendrá la explicación pero por el momento saldremos del bucle de llorar por llorar y el no atender a explicaciones. Parcheemos la situación con improvisación, bendita palabra. Cuando se tranquilice, os aseguro que lo hará, le reforzaremos el buen comportamiento diciéndole que nos encanta que nos ayude a buscar esto o lo otro y lo maravilloso y buen niñ@ que es, que lo es, no lo dudes jamás.

Es difícil crecer,  pónselo fácil. Leí una vez que lo mejor es “abandonarlo con su berrinche” y desde una distancia prudencial vigilarlo y no ceder, no darle importancia. Bien, os aseguro que lo intenté una vez, no probé más, creo que en el supermercado más de uno decidió no tener hijos en la vida y os aseguro que ni se calmó, ni podía esperar toda la hora a que lo hiciese, con mi técnica de distracción conseguí que los berrinches se transformaran en un rato a olvidar y durasen poco,  he de reconocer que es una etapa difícil, ánimo, todo pasa.

No os puedo decir, si esta técnica es buena o mala porque por ahora en su crecimiento no he notado contraindicaciones o malestares, sólo puedo afirmar que a mi, me funcionó.

No te preocupes, va por ti, el colorado de la esquina, el de trágame tierra, todos los niños se encaprichan, todos los niños alguna vez no hacen caso y no por eso vas a dejar de ser la mejor mamá o papá del mundo.

Disfruta de la crianza y sé tú mismo porque es lo que más le gusta a tu hij@ y nadie mejor que tú para enseñarle a crecer.

Una vez me dijo mi madre, “los niños inteligentes dan mucha guerra nena”, no sé si para consolarme o para reforzar mi esfuerzo como madre, ahora sus palabras son melodiosas para mi , ella también era la mejor mamá del mundo. Os pido a todos los que aún tenéis la suerte de tenerlos en vuestra vida, valoréis su compañía y ayuda. Mi homenaje a los grandes abuel@s!

Deja un comentario