No Esperes y Déjales Ser

Publicada en Publicada en FAMILIA

Con los niñ@s como diría mi amiga Rocío pasa como con los coches: los hay acelerados, super tranquilos y todo lo contrario. Ojalá todos fueran un MAZDA 😉 bueno bromas y coches a parte, lo que hay que tener claro, es que cada niño es un mundo y quiero decir con esto que cada uno tiene su propio crecimiento, su carácter y su forma de atajar los problemas.

Todos son pequeños genios, todos son especiales y todos requieren su momento de gloria

y cuando llega, celébralo con ellos y saborea su victoria,

y si falla o no lo consigue, no pasa nada,

hazle entender que no siempre nos salen las cosas a la primera, a veces,

ni a la segunda, ni tercera…. hay que saber también encajar los fracasos, es importantísimo.

EL TRUCO: seguir adelante, continuar intentándolo y esforzarte

No hay palabras mágicas, ni victorias sin trabajo

sólo has de tener claro

que ya saldrá, ya lo conseguiremos

“si quieres, puedes”

 LA MAGIA – EL INTENTARLO

Estas personitas van haciendo nuestro mundo mucho mejor y me preguntarás qué ¿por qué?

pues sencillo porque día tras día lo llenan todo con su simple presencia, un regalazo.

Y aunque se pongan pesados, enrabietados, enfadados o caprichosos, en eso consiste crecer,

NO ESPERES

a que les pasen las rabietas, aprende a manejarlas sin que ellas te manejen a ti,

no intentes reprochar sus caprichos, hazles entender porque no han de ser caprichosos,

quizás si se ponen pesados lo mejor es tomarse un tiempo muerto y hacerles ver que no todo gira en torno a ellos

Nosotros también necesitamos nuestro espacio y tiempo y eso no significa ser malos padres.

Crecer significa que a veces hay que bajarse de las nubes y que chapotear no siempre es siempre divertido.

No esperes a que pasen las cosas, disfrútalas, suena a masoquismo pero pronto te darás cuenta de que

ya anda y que no tienes chepa,

que  las rabietas han desaparecido y todo está en calma,

que ya no se enfada ahora se calla y busca su espacio

y que sus caprichos son verte feliz

, así que, RESPIRA,

nadie tiene el manual para papás

y que sepas que ningún niñ@ cuando nace viene con libro de instrucciones,

ser padres es un instinto que nos brota del corazón.

Sólo un consejo,: no eres tú en pequeño, ni se parece a este o a otro niñ@

RESPETA su YO

es lo más bonito de verlos crecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *