facho97

MONTE FACHO

Publicada en Publicada en LUGARES, PONTEVEDRA, RUTAS

Hoy nos vamos a CANGAS  a descubrir un monte con historia.

Hoy vamos a visitar el que podría ser el santuario más antiguo de Galicia.

El monte Facho es quizás uno de los lugares más famosos de Cangas y también de Galicia,

bien sea por su emplazamiento en el que se nos regalaran las mejores vistas al paraíso

o por nuestras raíces,  ya que en él habita un hermoso Castro.

Quizás lo que más te suene de aquí es la caracola, esa gran obra escultórica en la que todos se quieren sacar una foto, te puedes parar y hacerlo pues el Monte Facho es el que ves justo arriba, estamos muy cerquita.

Lo bueno, requiere un esfuerzo y tendremos que subir para conseguir conquistar una Garita mágica vigilando el mar.

Y  cómo no, visitaremos un maravilloso castro.

Un lugar mágico que está deseando ser descubierto por pequeños arqueólogos, esos que ven más allá de las piedras.

Aquí moraban nuestros antepasados y nuestro patrimonio está muy presente.

Ya te he adelantado lo que vas a ver, así que, comenzamos desde la caracola una ruta con bastante desnivel, iremos a nuestro ritmo, sin prisas para llegar a los pies del promontorio y observaremos una calzada de piedra centenaria que asciende hasta lo alto del Monte Facho. En ella tatuadas han dejado sus marcas los carros.

Imagínate cuantos pasarían por aquí y que cargados irían.

Estas subiendo al Monte do Facho y este se sitúa en la parroquia de Donón.

Primera clase para que entendáis dónde estáis.  

La palabra “facho” significa antorcha, y el término “donón” era una palabra celta que significa recinto de piedra.

¿Por qué creéis que se llama Facho?

Pues probablemente como sabréis los castros solían estar en lugares muy estratégicos, en lo alto de montañas para así divisar a los enemigos, desde aquí se daría la voz de alarma a otros poblados dispuestos también en altos, esto lo harían con fuego, sí señales de humo estilo indio pero estas muchísimo más antiguas.

¿A qué eran listos nuestros ancestros? Eran grandes estrategas y defendían su hogar.

Arriba veremos las excavaciones del poblado castrexo llamado Beróbriga.

¿De dónde viene este nombre?  Pues de un  Dios, llamado Bero Breus, al que adoraban los habitantes.

FOTO EL PASO DEL HOMBRE

Aquí se encontraron numerosas Aras Romanas (en el Pazo Museo Quiñones de León en Vigo podréis contemplarlas)

en las que ellos también le rendían culto, una de ellas tiene  inscripciones en latín

“Deus lari Berobreo aram posuit pro salute”

se decía que este proporcionaba salud al que hasta aquí venía a visitarlo.

Mira a tu alrededor contemplarás casi cincuenta castros circulares, algunos miden entre cinco y siete metros de diámetro 😉 para familias numerosas o para los jefes del poblado galaico y también verás muchas piedras, son tesoros que provienen de las murallas y de los castros, no se deben mover las piedras ni jugar con ellas en este lugar, como bien te dije son verdaderos tesoros patrimoniales que han de cuidarse y protegerse.

Tú debes ser el primer defensor del patrimonio porque forma parte de ti y es muy importante su respeto.

Elige una casa, a partir de ahora, tú velarás por esa parte de historia que te pertenece, la visitarás todos los años y lucharás porque ese cachito de historia forme parte de tu día a día, quizás muy pronto, tu casita, lucirá rehabilitada y será un orgullo para los siguientes niños que visiten este mágico lugar.

Os nombro pues, defensores de lo de todos y cómo se que vosotros, los niños sois el futuro, os enseño mis lugares preferidos para que el día de mañana, se los enseñéis a otros niños como tesoros que formarán desde ese momento también parte de ellos.

Un legado que será muy importante en generaciones venideras.

Abre bien los ojos, empápate de tu cultura y descubre lugares en los que aprender,

recuerda el respeto debe ser el motor de tu vida.

Lo de todos, lo tuyo, el patrimonio de Gallego,

es un bien de incalculable valor que ha de ser conocido, valorado y protegido.

 Ya que estamos en Cangas

nos vamos  a descubrir un Bosque Encantado

nos vamos del mar para arropar nuestro día en el bosque.

Deja un comentario