La Vuelta al cole!

Publicada en Publicada en FAMILIA

Cada vez más cerca la vuelta al cole, habrá papás que la estén deseando pero nuestros hijos

¿la desean de igual manera?

Formas de vivir la vuelta al cole

Cualquier niño añora ver de nuevo a sus amigos, lo que ya no echa tanto en falta son los madrugones, los deberes, en fin lo que menos echan de menos es la vuelta a la rutina. Venimos descontrolados de un verano de actividades divertidas, de playa, de días sin horarios, de dormir a pierna suelta, de trasnochar, de desconectar porque se lo tienen bien merecido y , después están los curritos que se han pasado el verano haciendo tareas pendientes y que empiezan su  vuelta al cole con exámenes y dando la bienvenida al curso escolar siendo un amasijo de nervios, a todos ellos va dedicada esta entrada a los que lo están deseando, a los que no y a los que con nervios en el estómago desean que pasen ya las pruebas.

La vuelta al cole vuelve a ser año tras año, el quebradero de cabezas de muchos papás que también empiezan con ese nudo en el estómago para ellos los exámenes son los gastos, a veces más que excesivos en edades tempranas en las que los libros se equiparan en precio a los de la universidad, esto creo que es para que no bajemos la guardia y nos vayamos acostumbrando a la sableada continuada, estudiar les cuesta a ellos y a nosotros más. Tengamos claro que estudiar para bolsillos temblorosos da siempre a pagar…a parte hay que añadir material, las actividades extraescolares, transporte, comedor…

El material tan distinto dependiendo del centro y del profesor, los hay que se adaptan al ritmo de los padres y los tenemos que piden material de manual que ni el librero sabe descifrar. Uniformes, chandals, habrá que comprarle mochila, no va a ir con la misma…Rota o usada, son dos conceptos que hoy en día significan lo mismo. Si todos tuviésemos claro que el consumismo no conduce a más que comprar y vuelta a comprar. Mientras no cambiemos esto en las aulas siempre existirán las odiosas comparaciones y el sentir mal de los niños.

LA VUELTA AL COLE FELIZ

Por nuestra parte no pensamos participar en esta feria descontrolada del “yo más” y con mis hijos busco el “nosotros igual que tú” lo hemos hecho así desde siempre y lo seguiremos haciendo.

Creo que la Vuelta al cole debería ser eso, volver a la escuela a reencontrarse con viejos amigos y maestros, en la que la importancia debería ponerse en un simple lápiz y una libreta en blanco, en la que los libros queden en el cole y no se lleven de paseo todos los días cargados a la espalda, metáfora andarina de lo que pesa el saber. Los temas han de quedar zanjados el aula al igual que los deberes finalizados en el horario de las clases.

“Nueva política de deberes”

La vuelta al cole debería significar sus ganas y tu motivación, alegría y diversión, debería ser un pacto en el que el maestro se proponga cumplir un único objetivo, “el de que cada niño progrese y se sienta a gusto” y el alumno comprometerse en hacer todo lo que esté en su mano para adquirir los conceptos.

La escuela tendría que ser algo más participativo, no todo adquirir conceptos de forma desordenada mejor dicho ordenada por un “no niño” para que resulte efectiva, no debería ser tan pactada porque al plantear consecución de temarios los maestros deben forzar las clases al ritmo de objetivos y no al andar de los niños.

Me encantaría que las clases tuviesen esa dosis de sorpresa y de vez en cuando  se llenen de nuevas lecciones  y que estas no tuviesen nada que ver con temarios y sí con sentimientos.

Me fascinaría que tuviesen más actividades extraescolares en las que pasear por los entresijos de los que les rodea.

Me encantaría que los niños fuesen formados en valores, antes que en conceptos, que se valorase sin notas y que se diese más prioridad al esfuerzo y menos a los resultados.

 

Pero por desgracia estamos en un mundo en el que tasar, medir, conceptualizar y valorar se hace con escalas y en estas lo propio y normal, sería situarnos en la media o destacar, estar fuera de ellas, significa sentirse apartado o poco útil para una sociedad que busca cuadricularnos y etiquetarnos.

Ojalá este año sean muchos maestros y pocos profesores los que siembren las clases. Ojalá se lo pongan fácil los alumnos y sean más interesados y participativos. Ojalá los padres participemos más y nos impliquemos más en la educación de nuestros hijos, seamos los que acompañan la difícil tarea de formar esas personitas que manejarán el futuro.

A los niños que empiezan su periodo de adaptación les deseo que pronto pase el mal trago de separarse de sus papás, a los mayorcitos os digo aprovechar la oportunidad de ir a la escuela, lo que para vosotros es un derecho para otros es un gran sueño, a los que ya habéis dado el salto al instituto pensar que en vuestras manos está lo que queráis ser, elige lo que te gusta y lucha por conseguirlo, nadie regala nada, TRABÁJALO “si quieres, puedes”.

Os deseo a todos una gran vuelta al cole y un curso lleno de buenos momentos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *