Juegos que despiertan una gran conversación

Publicada en Publicada en FAMILIA

Hoy nos despertamos con una hora de sueño regalada, o varias, si los lunes son ya por sí difíciles, imagínate levantarse una hora antes, hoy no tenían muchas ganas de hablar, tenían trabajo acumulado, asimilar que el finde daba paso a un lunes madrugador.

Foto de hoy elegida por @OTempoTVG para el telediario del mediodía

Ese silencio, raro en ellos, tan bulliciosos me hizo recordar esa entrada que he ido posponiendo, hoy me apetecía compartirla con todos, será que los biorritmos del cambio de hora, unidos al comienzo de semana me han hecho recordar varios mensajes de familias que me pedían consejo para que las conversaciones con los más pequeños fluyeran con naturalidad, todos sabemos lo maravilloso que es el compartir conversación con los niños pero a veces, a algunos les cuesta más arrancar, otros son más reservados y nadie mejor que los papás para descifrar cual es el instante sin forzar, sus ojos sin necesidad de palabras nos lo dirán pero el escuchar es la base de toda buena relación, así que, aquí va una pequeña ayuda…soy de las que opina que en tus manos está el encontrar el momento justo para abrir la confidencia, el conocerse mejor y desde aquí, intentaré ayudaros con un par de juegos que acercarán a padres e hijos de manera divertida, nada mejor que el escucharles, el dejarles hablar, el conocer sus inquietudes, en fin, el conocer más profundamente a esas personitas que forman parte de nuestra vida y que tienen tanto que aportar.

Empezaremos con un juego sencillo, el lugar dónde realizarlo no viene pautado, será donde quieras, en casa, en un monte, en un parque, en la playa, en el médico… dónde te apetezca porque sólo necesita de vuestras ganas, vamos a contar una historia que traspasará sus corazones “4 personajes y un final por concretar”, adaptado este juego a los más pequeños, un río que cruzaremos junto a un barquero, su mejor amigo adornando la historia, sus familiares y por supuesto nuestro hij@ que será el protagonista. Os recomiendo que pintéis la historia o que lo hagan ellos, río, barquero y tres casas 😉 dos casas en una orilla y la tercera en la otra, sencillo y práctico, nada mejor que ilustrar lo que vamos a contar.
Comenzaremos este breve cuento interactivo, te doy unas pautas para que lo hagas tuyo, adaptado a su edad, a su forma de ser…
“Los abuelos (en el triste caso de no tener, un familiar mayor) necesitan unas medicinas para curarse y se las tienen que llevar ellos pero para llegar es preciso que crucen un río que separa sus casas pero no va a ser tan sencillo llegar pues lógicamente debemos cruzar con una barca y  el barquero nos pide dinero para llevarnos a la otra orilla. Pero problema, no tenemos dinero, así que nos acordamos de la casa de… (nombre de su mejor amigo), no nos queda otra que pedirle dinero a… Nuestro mejor amigo, después de contarle nuestro gran problema (como lo convencerán) nos lo presta de buena gana, cogemos el dinero dándole las gracias por supuesto y prometiendo que se lo devolveremos en cuanto podamos ( lo bonito de las historias es que tú le pongas tu sello, nadie mejor que tú para adaptarla a tu hij@) lo sé, hemos despertado su curiosidad ¿verdad?..preguntemos, conversemos, una historia puede dar pie a grandes momentos, no hay prisa por hacer el juego, tenemos todo el tiempo del mundo y cada segundo con ellos es oro, disfruta de sus explicaciones, de la resolución al problema, de su cara de sorpresa..cruzamos a la otra orilla y por fin llegamos a la casa de los abuelos y con nuestras medicinas se mejoran (que mejor medicina para los abuelos que nuestra compañía ¿verdad?).
Ahora viene la pregunta que desencadenará otra gran historia. De todo esto que te ha pasado ¿quién ha tenido la culpa? probablemente te dirá que nadie pero ahora toca elegir entre los cuatro personajes la culpabilidad de mayor a menor, recuerda que el barquero también cuenta. Numerados del uno al cuatro por orden cada no de ellos tendrán un simbolismo y así, según elija comenzarás leyendo de abajo a arriba lo que en ese momento para él tiene más importancia
Ejemplo
1-Barquero
2-Familiar enfermo
3-Amigo
4-Tú
Lectura: Tú eres lo más importante en la historia (egoísmo, el yo primero, el mío, mío..tan normal en edades tempranas, no nos preocupemos, hagamos que este “yo” se convierta en empatía y altruísmo), después la amistad, la familia (salud) y el dinero ( es poco materialista. Qué orgullo ¿verdad?)…
La lectura nos puede dar pistas sobre su personalidad, la manera de afrontar los problemas, sus prioridades…recuerda que es un juego no “su palabra es ley”, es decir que depende de su estado anímico o de como se lo cuentas, es para orientarte, no es un test psicológico ;). Disfruta de una larga conversación y sonrie, es una personita en construcción y así es crecer, aprender y enseñarles a hacerlo.


Hay otro juego que a mis niños les encantaba de pequeños, este va de animales, tendrán que elegir tres y si los dibujan y hacemos un cuadro para colgar, mejor!!
Elegiran
1-El animal que más le gusta
2-El animal que les gustaría ser
3-El animal al que creen que se parecen más
de estos tendrán que elegir tres cualidades y haremos lo mismo que en el otro juego pero esta vez representarán
1-Cualidades que más les gustan (y podemos aprovechar para contarle lo que a nosotros más nos gusta de ell@s)
2-Como les gustaría ser (puedes conseguir serlo, pautas para lograrlo)
3-Cómo cree que les ven los demás

Y qué tal para finalizar el día un JUEGO DE LÓGICA

Deja un comentario