FERVENZAS DE MELÓN

Publicada en Publicada en ALI, VIAJES COMPARTIDOS

Esta ruta tendrá siempre un especial significado para nosotros. Fue la primera ruta que hicimos con nuestra hija Carlota, haciendo ella toda la ruta caminando.

Tenía 3 años y no sabíamos si le gustaría eso de caminar por la naturaleza, si sería capaz de apreciarlo. Y vaya si lo hizo!! le encantó e hizo que cogiera admiración por el senderismo.

El camino comienza junto a la carretera, donde se dejan los coches.

Al poco de empezar ya aparecen las primeras charcas, en las que el paisaje se convierte en una preciosidad.

Al ir subiendo los escalones y poder seguir el sendero sola, se sintió toda una aventurera en el bosque lo que hizo que se fijara en cada cosa, animalillos, árboles, los frutos,…

El camino está lleno de charcas, si es verano, son estupendas para pasar el día, y a medida que se va subiendo las vistas son más bonitas si cabe. hasta que de frente te encuentras la preciosa cascada.

Se acabó el camino?? para nada!!, se puede seguir subiendo y divisar todo el camino andado con una vista espectacular, a la vez que encontramos otra gran charca justo encima de la cascada.

Se vuelve por el mismo camino, pudiendo parar a observar los detalles que se nos han escapado.

Nosotros continuamos el día en Ribadavia que está a 10 minutos y es otro lugar mágico para perderse.

“La familia os desea que disfrutéis de la magia de Galicia. ¡¡Ah!! cuidado que engancha”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *