Coruxo Máxico

Publicada en Publicada en FAMILIA, PONTEVEDRA, RUTAS

Todos los lugares de Galicia esconden entretenimiento, sólo hay que saber ver con ojos de niño y la diversión aparecerá.

En este lugar que elegíamos cuando eran más pequeños por cercanía y siempre se nos nos pasaba el tiempo volando y para seros sincera es uno de nuestros preferidos de Vigo.

Coruxo nos regala muchos de los ingredientes que más nos gustan para pasar un día especial en familia y esto, nos encanta.

Mucha zona de esparcimiento en lo natural, patrimonio y vistas…

Precioso parque natural en cualquier época del año pero mucho más en esta y es que el otoño lo cubre todo con su manto de colores y sus estupendos frutos.

Aquí en nuestra naturaleza tendréis demasiada diversión, me dirás nunca es suficiente, tendréis muchas cosas que aprender y enseñar y muy poco tiempo para hacerlo.

Cambiamos asfalto por hierba, bancos por rocas, semáforos por árboles, hojas, flores, piñas, setas, charcos, animales nuevos, tenemos en la naturaleza el mejor aliado,  todo se convertirá en un experiencia enriquecedora en sus vidas.

En esta estación es un buen momento para hacer acopio de materiales que utilizaremos más adelante para llenar nuestra casa de color, ya empezamos a notar la navidad próxima y  traeremos la frescura de lo natural a nuestros hogares, nada más satisfactorio y bonito, este año decoraremos la casa nosotros, con nuestras manos haremos centros, cuadros, figuras, piñas guirnalda…

El monte nos regalará los mejores proyectos ¿a qué sí? Quiero verlos, eh??.

Os aseguro que a partir de ahora serán ellos los que os inviten a descubrir lugares nuevos o a volver a sus preferidos,  que hay más bonito que valoren lo mejor para sus vidas.

Coruxo es una zona con gran valor patrimonial y natural hay muchas rutas que desearéis descubrir que van dirigidas a nuestro patrimonio, lugares por los que escalar, petroglifos que contemplar, miradores en los que dar rienda suelta a los sentidos…

El parque de Coruxo cuenta con mesas, muchas mesas, barbacoas,

una zona tranquila y muy cuidada con papeleras y fuente

y hasta un palco mirador desde el que improvisar un recital para todos

 Los paneles informativos

que te pueden dar muchas pistas de a dónde dirigir vuestros pasos,

en familia trazaremos rutas

Descubriremos en profundidad este mágico lugar!.

¿Ya tenéis claro lo que visitar hoy?

Nosotros, sí,

Y MUY CERCA A MENOS DE UN KILÓMETRO

Directos al mirador do Maúxo

Nos esperan grandes vistas

De nuestras Islas

De nuestra ciudad

Del puente más famoso cruzando la mejor Ría

Recibía un día un correo de una familia que me preguntaba : ¿Qué se puede hacer con niños en un lugar sin parque, ni nada que los entretenga?

Tenemos a veces miedo a salir de la rutina y de lo fácil, para nosotros pero no lo más beneficioso ni divertido para ellos. El verde es necesario en sus vidas y obligado por supuesto y no lo digo sólo yo, hay muchos estudios que así lo recomiendan.

A los niños y a nosotros por supuesto, nos aporta salud física ya que activa sus defensas, limpia sus pulmones  y ayuda a su equilibrio mental porque entre tanto ruido y asfalto, la tranquilidad es necesaria.

No temas no pasa nada si al principio no sale la salida como esperamos lo intentaremos nuevamente, consejo sé niño ponte en su lugar y déjate llevar, o lleva estudiada la lección y facilita su diversión, no hay recetas mágicas nadie mejor que tú para conocer a tus hijos y proporcionar ese impulso que necesitan.

Echarán de menos el verde 😉 y las manchas en su vidas, la cara de asombro, el correr tranquilos en un espacio amplio…

Sintamos el verde en cada una de sus edades

Cada edad es bien distinta para sentir la naturaleza, a temprana edad despierta su más tierna curiosidad, todo es novedad y aquí los sentidos juegan un papel muy importante, nuevas texturas, olores simplemente el tocar o chapotear puede ser la más increíble de nuestras aventuras, el monte nos ayudará a forjar su equilibrio reconozcamos que no es lo mismo andar por la planicie del asfalto que convertirse en un salta piedras o escalador improvisado.

Más adelante te das cuenta de que sus juegos tendrán de compañero el paisaje que adornará sus vivencias aquí la curiosidad es descubrir de que somos capaces y cuestionarnos lo que vemos, crear aventuras de la mano de sus familiares o amigos es más cosa propia.

Después llega una etapa de desapego que los papás vivimos con tristeza, dura poco pero es intensa y ante ella opta por no obligar en exceso, ya volverá el verde a sus vidas como el que busca el reconciliarse con un amigo después de una discusión. Volverán no desesperes, es una enemistad ficticia, se convertirá en el acompañante de su ejercicio escalada, bicis, carreras… de su vida, quizás con suerte se convertirá en un punto de reunión con amigos.

Siempre, siempre todos volvemos a la naturaleza o por melancolía o por necesidad y estaréis ahí compartiendo el momento en que esa semilla poco a poco fue creciendo en ellos, y es aquí cuando escucharéis: ¡qué recuerdos!. Hasta ese momento de recompensa, de trabajo bien hecho, sigue dándoles la mejor de las medicinas, vuestro tiempo enmarcado en el mejor de los lugares Galicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *