Centros interpretativos, museos, bibliotecas, exposiciones… consejos para una visita TOP

Publicada en Publicada en FAMILIA

Acercar a los niños a centros interpretativos debería ser para nosotros obligado. Los hay en los que la historia es la mejor compañera, patrimoniales, etnográficos… ahora sí, en estos lugares hay que tener en cuenta como realizar la visita con los más pequeños, no vale el “se puede todo, tampoco el quietos como piedras”, aquí el saber manejar la situación es el mejor de nuestros consejeros.

Tendríamos que dividir la visita en cinco momentos bien diferenciados, el antes de ir, el cuando llegamos, el ya en el centro y el después de la visita y cuando llegamos casa.
Son muchos los que ven una misión imposible el llevar a sus hijos a un museo, biblioteca o a exposiciones, su peor pesadilla, creo que el miedo a no saberse manejar en espacios cerrados no viene del “a dónde vamos” sino del libre albedrío que vemos a diario, no es raro en los centros comerciales, tiendas, cafeterías, restaurantes, centros de salud, hospitales… ver niños danzando a sus anchas como si de un parque se tratase, tocándolo todo y revolucionándolo todo a su paso, vemos niños reflejos de padres que no están presentes o simplemente consienten comportamientos poco adecuados o fuera de lugar. El problema no es el lugar, es el cómo los dejamos actuar en la cotidianidad, parece que esos niños llevasen una carta de presentación “tengo entrada libre, hago lo que quiero, en fin, el todo vale” y no todo vale, eduquemos en el respeto a los demás.
Para los que tenéis niños que se comportan y saben diferenciar el lugar dónde se puede hacer y en el que no, también os será útil lo pautado para enriquecer vuestra visita.

PAUTAS O CONSEJOS

LLÁMALOS COMO QUIERAS Y UTILÍZALOS A TU FORMA

Antes de ir, crear expectación

Deben sentir curiosidad por ir al lugar, saber lo que allí habrá, debemos informarnos, llevar pequeños trucos que serán los que capten su atención cuando se dispersen y lograr así sacar el mayor partido a la visita ¿qué es lo que nos dará esta visita?. Aunque no lo creas para ellos el que saco yo de esto, es importante ¿para qué perder el tiempo?, vamos a jugar que para mi es aprovechar el tiempo, lo fácil y lo que me proporciona esa sensación de tenerlo todo controlado, sin control 😉
Vamos a buscar las razones de peso en la visita y así se convertirá en lo que buscamos, razones por las que ir.

Antes de entrar en el lugar, recordamos

Dónde estamos, qué se puede hacer y qué no, qué veremos

Vamos a vivir un gran día, salgamos de ese miedo infundado a pasarlo mal en un lugar cultural, es otra forma de vivir el ocio familiar que puede ser una de nuestras preferencias, los niños son nuestro reflejo si perciben nuestro entusiasmo, se entusiasmarán, si contemplan que es una preferencia elegida por todos como buena,pensarán que será lo mejor y lo será.

Démosles otro tipos de paisajes en los que “el Saber, sepa bien”.

Entramos ya, sacamos todo el jugo a la experiencia

Debemos tener en cuenta que viven mucho más los estímulos, sienten más los colores y aprecian todo de una forma bien distinta al adulto, se paran mucho más en los detalles, lo que para ti pasaría desapercibido para ellos es de vital importancia en la recolecta selectiva de información.

Si son bebés o menores de dos añitos,  lleva carro a mano por si se cansan y su estímulo preferido para cuando se aburren, la duración de las visitas no deben exceder los 35 minutos, que duermen la seguimos disfrutando nosotros. Procura no hacer coincidir momentos en los que va a estar más molesto, por ejemplo cuando quiere coger el sueño o tienen que comer, y no le pidas reacciones de adulto cuando aún lo están investigando todo y comenzando la vida, es duro crecer 😉 , que llora, normal es un bebé, que no se calma, nos vamos, ya volveremos tenemos todo el tiempo del mundo y dejamos disfrutar al que lo está haciendo, que se pone más intranquilo, normal también, nuestra primera vez debe ser feliz quiere salir, salimos no es un castigo, va a ser un lugar al que queramos ir, no es una imposición, lo intentaremos más adelante, recuerda son pequeños genios, que atrapan recuerdos como el mejor procesador que tuviésemos en nuestra vida, dicho esto,para los demás niños:

Guiar la visita si son pequeños, acompañar su recorrido si son más mayores, apoyar las lecciones si son o se creen adultos 😉


Hay niños que lo ven todo demasiado rápido, son ansiosos y quieren descubrirlo todo a la orden de “ya”. En este caso lo tenemos algo más fácil, muestran interés, reconducimos, ¿lo has visto todo? ¿qué es lo que más te ha gustado? una buena forma de volver a empezar el recorrido de nuevo y sacarle más partido ¿qué opinas? siempre reforzando sus intereses y parándonos en dónde lo creamos necesario, calmemos su espíritu nervioso y hagamos que disfrute más de todo.
Los hay más o muy lentos a los que les llama la atención sólo lo que realmente les interesa apartando lo demás o a los que les llama la atención todo e investigan hasta el “de dónde viene”, estos son los más preguntones pero más fáciles de llevar, en este caso respira y tómatelo tú también con calma, tarda en mirarlo comprueba con juegos de retentiva que es lo que esta observando, recuérdale lo visto, déjale expresar lo que le parece.

No hay mejor forma de conocer a tu hijo que sentir como piensa, coge ese regalo qué te ofrece

“el saber cómo para él es”

Los tendrás que no quieren prestar atención o muestran la negativa antes de entrar, aquí paciencia, mucha paciencia, no escojas el día “vamos por hacer algo” o “no sé qué hacer” “vamos qué llueve” elige “qué ganas de ir” “voy a enseñarle”, apuesta por el disfrutar de un espacio dedicado al mejor ocio cuando estéis cargados de energía y paciencia, va a ser un trabajo difícil, abre un nuevo mundo a tu hijo, el que lleva escrito mente en mayúsculas. Será duro y no te valdrá de consuelo el “los más complicados al principio suelen ser los que más les gusta después”, no va a ser fácil pero los resultados perdurarán para su vida en el tiempo y le valdrán de mucha ayuda. Consejo para ir probando, ir a los que el desembolso no es considerable, los gratuitos o el día de los museos, por si tenéis que abandonar el lugar, acércalos poco a poco, ampliando los periodos a cada vez más minutos, no horas 😉  No pretendas que si ya no va muy animado, que se obre el milagro 😉 y aguante tres horas  la visita, para él sería la misma sensación que caminar por un bosque quemado tristeza, y más tristeza.

Pinta colores en la visita. Haz como cuando son pequeños, a poquito los sabores nuevos, ahora no les gusta, cuando tengan más madurez y lo prueben más, ya les gustará o por lo menos tendremos más herramientas para hacer que les guste,  en este caso no camuflaremos los sabores, le enseñaremos todo lo que esconde la visita, a veces una visita guiada aunque rasque un poco el bolsillo, rasca más su curiosidad y os aseguro que lo guías saben terciar con el aburrimiento llevando a buen plano su atención, un trabajo el de ellos importantísimo, sus lecciones en historia calan a veces más que las que nosotros les damos, hay menos confianza, saben más del espacio en el que estamos.

Recuerda que a todo hay que enseñar, es como fomentar el habito de la lectura, en algunos niños cuesta, en otros viene rodado, aprovecho para deciros otra visita para mi importantísima serían las bibliotecas pero aquí si que debemos tenerlos más entrenados en el respeto al silencio.

Salimos ya del centro

Llega el recordar y las preguntas

¿Qué es lo que más te ha gustado? ¿Qué has sacado de partido aquí?
¿Repetirías? Si la respuesta es negativa ¿qué no te ha gustado?
Quizás aunque no te lo parezca, esta sea la parte más importante de este día, nos dará pistas para futuras visitas y conoceremos mucho más a nuestros hijos, saber sus preferencias es maravilloso y nos lo pondrá mucho más fácil para “el programamos”.

Ya sea en espacios cerrados centros interpretativos, museos, exposiciones o al aire libre

crearemos el mejor momento en familia

Llegamos a casa

Recordamos lo visto y buscamos información de lo que nos ha gustado, si tienen libros informativos en el centro, los traemos a casa como el mejor de los regalos y recuerdo, el aprender es algo que se ejercita día a día, el cerebro es nuestro mejor aliado y debe hacer mucho deporte para estar en forma y ser, el más rápido y el más fuerte.

 visitas con centro interpretativo que os recomendamos para ejercitaros 😉

NUESTROS PREFERIDOS

MUSEOS

MUSEOS DE GALICIA

Hoy CASTRO DE SAN CIBRÁN DE LÁS

Casa do Patrón el mejor Museo Etnográfico de Galicia

Museo do Mar de Galicia | GALICIA MAXICA

Hoy a CASTRO DE REI

MUSEO DE MEIRANDE

Museo Galego da Marioneta en Lalín

Deja un comentario